lunes, 1 de septiembre de 2008


Esta curiosa imagen ha estado desde hace muchos años en el poyete de una ventana en casa de Salvador y Estercita.
Ayer fue su aniversario de boda, 49 años. Toda una vida de alegrías, penas, buenos tiempos, tiempos de soledad, una en Galicia con los hijos y él en Francia buscándose la vida(como dicen ahora).
Cuando felicité a Estercita ayer, me dijo: mucho sufrimiento y mucho que aguantar, pero vale la pena.
Una extraña experiencia para los tiempos que vivimos, en los que nadie parece, que pueda ni siquiera plantearse, la posibilidad de soportar al otro cuando no le gusta o no le da lo que espera.
Dice San Pablo en Colosenses: soportando os mutuamente. La verdad es que hay muchos momentos en los que hay que soportar o sobrellevar, como dice en otras traducciones, tus malos rollos y los de otro. Quizá esté equivocada, pero me ha dado por pensar que so-portar y sobre-llevar, es cargar con lo que no puede el otro. Jesús so-portó y sobre-llevó todo lo que nosotros no podíamos. La Cruz.
Hay mujeres que me impresionan, pero de eso hablaré otro día.

14 comentarios:

maria jesus dijo...

Si, y a pesar del sobrellevar, merece la pena.
Aunque a veces se aprecia lo que se ha tenido cuando se ha perdido.
Muy bueno el blog y los temas que tratas. Cuentame entre tus visitas fieles

luis dijo...

Querida Irache:
Te presiento intentando enseñar a tu maravillosa familia que amar es mas que un sentimiento pasajero, que es darse al otro, y lo que es aún más difícil, aceptarle como es, so-portarle, ayudándole a crecer sin pretender cambiarle al gusto del aceptante.
Tenemos, querida amiga, una labor muy difícil, pero apasionante. Probablemente nuestros hijos. a pesar de nuestra ineptitud -al menos la mía- ya lo habrán mamado, pero tienen que consolidarlo y expandirlo. Entre todos ¡CAMBIAREMOS EL MUNDO!.
Cuando me sale "¡esto es insoportable!" pienso rápidamente en lo difícil que debe ser soportarme a mí y me tranquilizo.
Un fuerte abrazo
María Jesús

ANAROSKI dijo...

Bonitas palabras Irache,ojalá yo llegué a 49 años de casada, ojala, al lado de mi marido al que adoro, y sea una buena madre.

Un beso.

Alter ego (el otro yo) dijo...

Hola Irache,vengo del blog de Cris y aprovecho para hacerte una visita.

¿Nueva en este mundo blogger? Felicidades.

Irache dijo...

Gracias Maria Jesús, yo hace tiempo que te sigo, aunque me daba apuro hacer o decir nada.

Irache dijo...

Yo me siento incapaz de cambiar el mundo. Soy muy poca cosa para ello.
Pero si tengo confianza en que nuestros hijos lo hagan.
Sabes? en mi casa tambien hay dos que estan en la misión joven.
Si, es que vamos a tener mucho en comun,bueno o nuestras familys
Que tal Luis? ESta mejor?
Saludos a los dos.

Irache dijo...

Mira, Anaroski, creo que tienes todas las papeletas para llegar a los 49 y más, mucho más. Yo llevo casi 27 y si yo he llegado hasta aqui, es que con la ayuda de Jesucristo se puede.
Tu vas por buen camino.

Irache dijo...

Gracias Alter.
Si, soy nueva e inexperta.
Así que se agradecen las ayudas.
A ti tambien te conocia, os visito y aprendo un poco de todos vosotros.
Espero no os moleste.
Hasta pronto.

icue dijo...

la verdadera felicidad se apoya en el dolor, en las contrariedades, cuando todo se lleva con fe y alegria el camino es una maravilla, y más cuando se apoya en Maria, esa imagencita que reproduces en tu entrada, yo tengo una parecida y me sirve de industris humana para rezarle y pedirle por las familias.
Con afecto

Anónimo dijo...

Maimucha! Lo prometido es deuda, y como imagino que estarás pegada a la pantalla del ordenador esperando, me he dado prisilla. Ya sabes que todo lo que habías escrito me había gustado mucho, incluido lo de mi amiguilla peruana, y esto que has escrito a raíz de los 49 años de Salvador y Estercita me ha llamado aún más la atención.

Y la verdad es que leyendo un comentario de los que tienes puestos también me he dado cuenta de que la historía siempre está bien hecha y que nos queda encima una responsabilidad muy grande. No se si entre todos haremos que cambie el mundo, pero al menos lo intentaremos soportando y sobrellevando lo que toque en cada momento.

1beso y goodbye!!

Luisa dijo...

Pues hay mujeres impresionantes y hay realidades duras.Casi todo lo que es convivencia lleva una gran carga de "aguantarse" mutuamente.El secreto es descubrir que la otra persona es así y decidir que así quiero quererla,sabiendo,que yo tengo mis cositas o cosazas,je,je
De lectura,te encantaría hablar con mi hermana.Es una gran lectora.De momento no tiene blog,a ver si la convenzo.
Bsos
Luisa
(¿Has pensando suprimir la verificación de palabra? lo digo,porque así se facilita el comentario.)

CRIS dijo...

Hola Irache...

Tienes el blog estupendísmo...con un montón de comentarios y entradas...si es que...te voy a dar una que para qué...

Cuando oigo cosas así de gente como tu "Estercita", me animo mucho, la verdad, yo siempre me veo tan sumamente débil para sufrir, que, bueno...

Está claro que los testimonios llegan a quien tienen que llegar y las circunstancias de la vida, muchas veces aunque sean duras, iluminan a quienes las viven y a quienes las observan o de algún modo les tocan por algo.

Un beso fuerte...y a ver si te llamao...

Irache dijo...

Anuski,
Gracias, espero que te animes a escribir alguna vez conmigo. ja,ja,ja.
Tú sigue contando, que yo intentaré escribir algo.
Muchos besitos.


Luisa anima a tu hermana pues puede ser un buen blog hablar y compartir tertulias blogosfericas sobre libros.
!Vaya palabro me salido!
Saludos.
no sé como se quita la verificación de palabra, a mi no sale, pero lo intentaré.


Bueno Cris, he tenido una gran maestra, y el discipulo nunca es más que el maestro, así que ahún te queda por enseñar.ji,ji.

CRIS dijo...

bueno, bueno, bueno...vaya peloteo...¡¡¡Con la caña que me das!!! Jajaja...

Menos mal que me tienes un poco de cariño... :)

Como diría mi madre: "El maestro ciruela, que no sabe leer y pone una escuela".